Comunicación institucional y uso de las tecnologías

Published by Juan Jose Larrea on

Caso: Defensor del Pueblo de la Nación Argentina

«Entre las maravillosas invenciones técnicas que, sobre todo en nuestros tiempos, el ingenio humano ha extraído de las cosas creadas, con la ayuda de Dios, la Madre Iglesia acoge y fomenta con peculiar solicitud aquellas que más directamente atañen al espíritu del hombre y que han abierto nuevos caminos para comunicar con más facilidad, noticias, ideas y doctrinas de todo tipo»

S.S. Pablo VI, 4 de diciembre de 1963.

Uno de los tantos problemas que tienen los Dircoms de las Instituciones garantes de los Derechos Humanos es la dificultad de difundir a través de los medios de comunicación las actividades, resoluciones, programas o informes que estas realizan.

Las razones son variadas y diversas. Para lograr reflexionar los motivos o causas en la escasez de noticias que ilustren páginas en periódicos, aire en las radios e imágenes en ,la TV, existen variables dependientes e independientes. Se debería tener en cuenta el país, el presupuesto con el que se trabaje, el profesional de comunicación a cargo, el titular de la Institución, los medios masivos de comunicación, la cultura de los pueblos, la educación en Derechos Humanos del periodista, la libertad de prensa o empresa del medio, etc. En pocas palabras, las causas podrían ser numerosas y los resultados exitosos de publicaciones en medios masivos de comunicación relacionados a la defensa y garantías de los derechos de los seres humanos, son pocos.

En este sentido, el área de Prensa y Difusión, del Defensor del Pueblo de la Nación Argentina, concentra su atención en las ventajas que las herramientas tecnológicas brindan en materia de comunicación. La efectividad y rapidez en la llegada del correo electrónico, mensajes de texto a celulares, la transmisión de videos en portales de redes sociales (Youtube y otros), Imágenes y/o  fotografías puestas en webs (Picasaweb) preparadas para tal fin brindando la posibilidad a periodistas y público en general de bajarlas con alta resolución para su publicación, recepción de entrevistas mediante la web Institucional, publicación de titulares de diarios nacionales mencionando el obrar del Defensor del Pueblo nacional y la posibilidad de entregar audios con declaraciones del titular a radios del todo el país, hicieron que nuestro mensaje sea recibido por una mayor cantidad de personas casi en tiempo real y adaptándonos a sus costumbres a la hora de informarse.

La estrategia comunicacional implementada por la oficina de Prensa se mantiene en el tiempo y, cada año se agregan tácticas que perfeccionan el objetivo de la comunicación. 

Durante el transcurso del presente artículo se encontrarán detalladas las diversas tácticas y las opiniones vertidas por personas ajenas a la Institución del Defensor del Pueblo que ilustran los resultados obtenidos en las distintas tácticas comunicacionales.

Desde hace unos años a la fecha, la tecnología ofrece diferentes oportunidades pero, como bien dijo el Profesor Miguel Pérez Gaudio, «nunca el mundo dispuso de tantos medios de comunicación para comunicar ideas, pero nunca, como hoy, careció de ideas para comunicar por tantos medios». En tal sentido, nos propusimos explotar al máximo nuestra creatividad, valiéndonos de nuestra capacidad y sin contratar a terceros para que realicen el trabajo por nosotros. Nos apoyamos en la formación y la confianza de cada integrante de la oficina de Prensa.

Así pues, profundizamos el alcance y beneficios de la newsletter. Esta carta con novedades consiste en el envío de mensaje con noticias sobre alguna publicación o actividad que el Defensor del Pueblo realice. «Concisa y oportuna, me parece un aporte apropiado para la Defensoría y una forma muy inteligente de hacer conocer la actividad del Señor Defensor» comentó el Lic. Daniel H. Ibañez, Coordinador de Difusión de la Secretaría de Médios de Comunicación de la  Presidencia de la Nación. De igual forma, la Lic. Florencia Censi, Coordinadora de Prensa del Ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires agregó que «quienes trabajamos en el área de comunicación institucional de organismos públicos nos sentimos gratamente reconfortados cuando vemos un producto como la newsletter de la Defensoría del Pueblo de la Nación, ya que nuestro rol y razón de ser es que la ciudadanía esté informada de los actos de gobierno. Si a ello sumamos que como ciudadanos tenemos el derecho de estar informados, la valoración es doblemente positiva.»

Diferentes estudios y análisis realizados en el mundo destacan que un gran número de la sociedad tiende a leer menos dejando de lado los largos textos. Nuestro desafío entonces residió en la búsqueda de llamar la atención, informar y no molestar. Fue entonces donde descubrimos que lo corto y breve, era dos veces bueno. La Dra. Gladys Enciso, de la Asociación Vecinal Moronense, manifestó respecto a las newsletter que «es excelente por la valiosa información que difunde realizada en forma sencilla, breve, contundente y oportuna» y agregó que «espero continúen en este camino.» Por su parte María Julia Pérez Tort de Fundación Poder Ciudadano, nos confirmaba aún más nuestro éxito en el trabajo comentando que «el hecho de hacerlo a través de un breve correo electrónico que contiene un sintético texto y que permite conocer exactamente el tema de que trata, facilita mantenernos informados sin quitarnos tiempo.»

Con el correr del tiempo nos dimos cuenta que la mencionada carta con noticias breves también servía de guía o como complemento para el trabajo que otros Defensores del Pueblo en Argentina venían desarrollando. «Nos resultan de singular importancia, ya que los temas que contienen los artículos por lo general están vinculados a asuntos que también hemos tratado en esta Defensoría. En el caso que no estemos actuando directamente, los archivamos para tener en cuenta por si esa temática aparece en algunos de los reclamos o consultas» explicó Eduardo Reyes, Prensa y Relaciones Institucionales de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Río Negro.

Un slogan situado en una de las paredes de la oficina de Prensa de la Institución, dice que «Comunicar lo que hacemos, es tan importante como lo que hacemos». La newsletter nos ayuda a cumplir con esta premisa. «Reconozco que de las respuestas e información que recibo como resultado de la permanente presencia y labor del Defensor del Pueblo de la Nación he aprendido y continúo haciéndolo , al punto de poder asegurar con sobrados argumentos que la Institución cumple acabadamente por lejos con su objetivo» argumentó el Ing. Daniel Catalán habitante de nuestro país.

Una vieja anécdota en el ámbito de la comunicación dice que un publicista caminado por las calles de París (Francia) paso al lado de una persona ciega que se encontraba sentada en la vereda con un letrero que decía «soy ciego, ayúdeme» y junto al cartel se encontraba un recipiente con unas pocas monedas. Este publicista tomo el cartel, escribió sobre él y lo dejó. Al finalizar el día, el recipiente se encontraba desbordante de monedas. El publicista volvió a pasar y por sus pasos, fue reconocido por el mendigo quien le preguntó qué era lo que había escrito. El publicista le contestó «nada que no esté de acuerdo con su cartel, pero de otra manera» y continuó su camino. El publicista había escrito, «hoy es primavera en París, y yo no pueda verla». Durante el 2005 nos propusimos informar de diversas formas con el fin de adaptarnos a cada unos de los receptores de nuestros comunicados, haciendo confortable y cómoda su lectura. «Me interesa el trabajo de la Defensoría del Pueblo de la Nación ,un organismo que procura demostrar que siempre se debe estar alerta», expresa Daniel Muchnik, periodista del diario Clarín y radio Mitre.

Como se dijera al principio, creamos una nueva sección denominada «Titulares en diarios» ubicada en la página web institucional con noticias en diarios nacionales que reproducen la actividad del defensor del Pueblo de la Nación. Éstas cuentan con un enlace directo con la publicación mostrando el tratamiento dado por el medio en cuestión sobre un algún hecho del Ombudsman nacional. De esta forma, personas que suelen utilizar la web institucional cuentan con un resumen de noticias en diarios de la Argentina y el exterior.

Nuestra tarea también apunta a distintos públicos objetivos que no necesariamente tienen que ver con el periodismo. «Son de gran utilidad para la labor que desempeño en mi provincia, porque me permite estar informada con las noticias o expresiones del Defensor del Pueblo de la Nación. Estando tan lejos de la Capital Federal es difícil tener acceso a las publicaciones de la prensa.» Nos comentó Carla Sialle, desde Santiago del Estero.

Otras de las formas que hemos implementado con el fin de llegar rápido y de forma efectiva, se relaciona con la telefonía móvil y su permeable disposición a recibir mensajes de textos cortos. Periodistas y productores de noticias reciben en el lugar que se encuentren un alerta de la Defensoría avisándoles en qué tema estamos. «Los mensajes de texto que recibo en mi celular me parecen algo muy bueno, ya que si estás en la calle y no pudiste ver algo de último momento y por una de esas te la perdiste, este canal te permite mantenerte al tanto de algo ofreciéndote la posibilidad de cerrar una entrevista para la radio o para el medio en el que estés trabajando. A los periodistas nos suele molestar recibir gacetillas por cualquier cosa que no vale la pena, pero si tienen un valor importante, es positivo recibirlo», sostiene el productor Leonardo Martínez del programa «La Cornisa» en Radio Pop de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El 2006 ha sido un año donde el vídeo en línea ha enriquecido la llegada del mensaje al receptor con ventajas inmediatas, permitiendo agregar rico contenido en el sitio web propio o ajeno.

Una de las funciones principales de la Oficina de Prensa es la de comunicar las actividades y resoluciones del Defensor del Pueblo de la Nación. En este caso el uso del vídeo en línea (para ser visto desde Internet) se convirtió en un verdadero componente clave de nuestra estrategia de comunicación.

El éxito del vídeo en línea en nuestra labor consistió en permitir que su contenido sea libre, de modo que no sólo los medios de comunicación en línea puedan emitirlo y hablar de él, sino también que otros puedan descargarlo fácilmente, redistribuirlo e incluso publicarlo directamente en sus propios sitios. Se tiene en claro que poniéndolo a disposición de todo aquel que desee levantarlo, redistribuirlo y volver a publicarlo, el grado de exposición crecerá a niveles muy altos. Lo más importante es que la difusión, en este caso, se da de manera automática y permanece en el tiempo.

Si bien se continúa trabajando con los medios tradicionales de comunicación, se puso énfasis en el vídeo en línea porque una de las diferencias que se encuentra es que su difusión puede tener un número potencialmente ilimitado de canales de distribución. Miles de sitios, a través de los motores de búsqueda, están disponibles para tomar el contenido y ofrecerlo, a su vez, a otros.

Pensando en los medios de comunicación en Internet, que tienen por objetivo trasmitir las noticias de último momento (al menos la mayoría de ellos), se trabajó con la meta de brindar la información de algún acontecimiento institucional prácticamente en tiempo real a medida que transcurrían los hechos ( algún acto, seminario o congreso, por ejemplo). Además de texto y audio, un vídeo puesto a disposición para ser bajado y emitido en sus medios rápidamente.

Cabe destacar que otras de las ventajas de la Institución, fue el rápido estudio de la herramienta comunicacional detallada. La mayoría de los medios, al menos por ahora, no están acostumbrados a recibir material de esta forma. Esto hizo que la aceptación y publicación fueran consideradas con más atención.

Otro de los puntos importante que se comprobó con este tipo de distribución es que su costo resulta muy bajo. Pero no se trata solo del presupuesto: casi no existen intermediarios para hacer el ofrecimiento. Con solo informar a la red antes formada y actualizada, es suficiente.

La Gente y su Defensor” es un programa radial semanal realizado por el Área de Prensa del Defensor del Pueblo de la Nación. Es un producto, sencillo y de fuerte impacto, que comenzó a emitirse a fines de 1999 y hasta la fecha no ha interrumpido su realización. “La Gente y su Defensor”, es difundido gratuitamente por la Institución y se transmite por más de 200 emisoras de todo el país.

A fines de 1999, el principal objetivo planteado al área de Prensa de la Institución fue la «federalización de la figura del Ombudsman Nacional», de manera que su actividad alcanzase a todos los habitantes de nuestro país, y de este modo quedase resguardado el principio de igualdad que garantiza nuestra Constitución. Luego de un exhaustivo análisis efectuado por los integrantes del equipo de la Oficina de Prensa del Defensor, se llegó a la conclusión de que se debía realizar un emprendimiento de bajo costo, efectivo y perdurable en el tiempo que asegurase la presencia de la Institución en todos los rincones del país. De esta manera, y como táctica comunicacional dentro del operativo denominado Plan Federal de Difusión, nació el proyecto y propuesta «La Gente y su Defensor», un programa que busca dar a conocer el accionar de la Institución, especialmente en el interior del país, donde estaban poco difundidas las tareas del Ombudsman Nacional.

La Gente y su Defensor”, ha sido destacado en diferentes rubros por numerosas entidades. Entre los reconocimientos más importantes se destacan:

  • Faro de oro (2006)
  • Gaviota Federal (2006)
  • Declarado de Interés por la Cámara de Diputados de la Nación (2004)
  • Mención especial del Consejo Deliberante de San Francisco, Córdoba (2004)
  • Diploma de Reconocimiento entregado por FM Activa 91.9 Mhz (Caseros, Buenos Aires – 2003)
  • Declarado de Interés Legislativo provincial por la Cámara de Diputados de la Provincia de Mendoza. (2002)
  • Premio Magnificat entregado por la Asociación de Radiodifusores Católicos Argentinos (2002.)
  • Premio AMCART: primer premio en la categoría «Interés General» (2002)
  • Premio Ratel’k: nominación para el Ratel’k de Oro (2001)
  • Diploma de Honor “Broadcasting”: Ternado en el rubro «Solidaridad» (2001)
  • Consejo Profesional de Relaciones Públicas: Mención especial en la categoría «Relación con la Comunidad» (2000)

“La Gente y su Defensor”, aprovechando las ventajas que ofrece el medio radiofónico, se ha transformado en una táctica de comunicación muy importante y eficaz de esta Institución. Es que la radio, actúa como puente entre el Ombudsman Nacional y los ciudadanos de todo el país, acercando la Institución hasta aquellos lugares donde otros medios no llegan. “Los temas que escuchamos no solo informan, sino que dan una idea de la magnitud de alcance de las facultades del Defensor. Es, sin duda, un servicio muy importante puesto a disposición de la gente”, afirma el director de FM Alas, de la localidad de Correa, Santa Fe, una de las tantas emisoras que transmiten el programa. Es así como La Gente y su Defensor ha logrado alcanzar una identidad que le resulta característica y distintiva. 

Es relevante destacar que su realización es posible gracias a que la Institución cuenta con su propio estudio de radio y un personal calificado para su producción donde prevalece el espíritu de trabajo en equipo, lo cual es fundamental para lograr un producto de calidad. “La radio es un espacio de construcción colectiva y de diálogo, y esto rinde tributo a ese espíritu de trabajo en equipo, y provee resultados más nutritivos.”, sostiene Ricardo Haye.

Todos los martes se envían por correo los cassettes con el programa a todo el país y el mismo día se digitaliza para publicarlo en la página web de la Institución en dos formatos (MP3, Wav). Las distintas radios que reciben o bajan La Gente y su Defensor”, lo emiten durante la semana, por lo que se trata que las notas del programa sean de temas de actualidad pero, a su vez, atemporales. Está basado en los asuntos más importantes que se están gestionando en ese momento, en su mayor parte referidas a Información General y, entre otros específicos, Servicios Públicos, Derechos Humanos, Ecología, Medio Ambiente, problemas con la Administración Pública Nacional, Jubilaciones y Discapacitados. 

El material para desarrollarlos llega de diferentes canales como los oyentes que llaman o escriben, defensores provinciales o municipales, o desde la misma Institución. El programa, que tiene una duración de una hora, posee la particularidad de ser grabado como si fuera en vivo, sin libreto prefijado y con entrevistas en el estudio e intervenciones telefónicas. 

La voz del Defensor del Pueblo, Eduardo Mondino, está habitualmente presente en los primeros minutos del programa, porque, como máximo referente de la Institución, es fundamental conocer las tareas que está llevando a cabo y su opinión acerca de los temas tratados. Además, participan las Defensorías provinciales, ONGs, fundaciones y asociaciones, comunidades aborígenes, autoridades y, por supuesto, los habitantes del país, tratando de “sintonizar” a todos los actores en procura de un mismo objetivo: lograr un producto final que le sirva a la comunidad en defensa de sus derechos. En el 2003, se han incorporado voces de personajes y organismos internacionales. El Defensor del Pueblo de Venezuela, Germán Mundaraín, comenta: “Cuando estuve en Buenos Aires tomé la idea del programa y ahora estoy realizando tres programas de radio del Defensor del Pueblo de Venezuela inspirado en el ejemplo de la Defensoría de la Argentina.”

Se debe destacar que el costo de producción del programa (incluída su distribución) es ínfimo, dado que insume principalmente los sobres de papel, los cassettes y las estampillas. Es decir, que con un costo mínimo se logra un programa de nivel y amplios contenidos que llega prácticamente a todo el país. En el caso de Internet, el costo se reduce a cero.

El programa de radio refleja cabalmente la identidad de la Institución. 

Según Joan Costa, algunas de las razones del cuidado de la imagen de la organización son: destacar la verdadera identidad de la organización; transmitir notoriedad y prestigio; reflejar la autentica importancia y dimensión de la organización; conseguir una opinión pública favorable; y organizar el futuro de la organización. Así, La Gente y su Defensor es uno de los medios más importantes utilizados por el Ombudsman Nacional para reflejar su identidad y cumplir con tales requisitos.

Además, es importante resaltar la fidelidad que manifiestan los oyentes hacia los programas difundidos habitualmente por este medio.

Teniendo en cuenta la afirmación de Mc Luhan “el medio es el mensaje”, no se puede considerar únicamente el mensaje como contenido e información: “El mensaje de un medio es todo CAMBIO que ese medio provoca en las sociedades o culturas”. Y la radio, por sus características, crea un ambiente de percepción íntimo, que es idóneo para que el oyente se apropie del mensaje que se le quiere transmitir y se identifique con el tema en cuestión. 

Es importante resaltar aquí la relevancia que tiene la transmisión del programa en las radios locales en el interior del país. Existe un sentido de pertenencia muy fuerte entre la gente del interior y las emisoras que escuchan habitualmente. “La radio local educa, promueve y fomenta las actividades de la región y la familia encuentra allí sus costumbres”, sostiene Silvio Gorge, director de FM Riel, otra de las radios que emiten el programa. Esto es precisamente lo que busca alcanzar la Defensoría a través de su programa: llegar a formar parte de la vida cotidiana de la gente. A través de la radio local, La Gente y su Defensor se inserta dentro de las costumbres de las comunidades. El Ombudsman Nacional busca un retorno al pensamiento local y regional. Un ejemplo contundente de esa inserción es lo que sucede en Tilcara, Jujuy, con la Comunidad de las Ánimas. Estas personas, que habitan en los valles de la zona, todas las semanas recorren un trayecto de ocho horas a pie para llegar a Tilcara. Allí, entre otras cosas, recogen una copia de “La Gente y su Defensor” para llevarla con ellos de vuelta a los valles, y lo pasan casa por casa para ser escuchado por todos.

La importancia de la emisión de La Gente y su Defensor en pueblos que lindan con países vecinos, deviene de su poder de contrarrestar el influjo cultural e informativo que proviene de los estados limítrofes. El programa, además de percibirse como un producto regional, lleva consigo un carácter nacional que refuerza la identidad argentina desfigurada en aquellas zonas.

Merayo Perez hace hincapié en el binomio radio-sociedad. Desde sus comienzos, la radio ha logrado grados de aceptación y penetración sorprendentes. «La radio es el medio de comunicación que mejor reproduce la relación interpersonal, el que mejor puede comunicar». Faus Belau afirma que “la radio es cuestión de intimidad, casi como una relación pasional entre emisor y oyente”. Esa es la manera más efectiva de llegar a la gente, y lograr que reciban el mensaje que quiere transmitir el Ombudsman Nacional. Según Brecht, “la radio podría ser el más maravilloso sistema de comunicación pública imaginable, si fuera capaz de recibir y no sólo de transmitir, de hacer que los oyentes escucharan, pero que también hablaran, de relacionarlos y no de aislarlos” . 

“La Gente y su Defensor” llega a lugares donde otros medios más poderosos no llegan, y les acerca una herramienta constitucional. Se trata de un método para generar espacios de expresión y retroalimentación social. “Hay un vínculo de respeto y proximidad entre las radios locales y la sociedad. Se siente a la radio como propia y cálida, a diferencia de las grandes cadenas que se las perciben lejanas, frías y no tan comprometidas con la realidad local”, dice Cr. José A. González, director de FM La Esperanza, de la provincia de Salta. 

Actualmente, las estrategias de comercialización hacen olvidar la vocación de servicio público que había caracterizado al medio. Este programa, en cambio, sigue manteniéndose en la línea de servicio público/comunitaria, que define Peter M. Lewis.

Mientras que el servicio comercial trata a los oyentes como objetos que los anunciantes deben capturar, la radio comunitaria considera a sus oyentes sujetos y participantes. La Gente y su Defensor alcanza objetivos no comerciales y se orienta especial y directamente hacia una finalidad de carácter social. «Las radios comunitarias trabajan con el pueblo para que éste llegue a saber más, realice mejor su trabajo, consiga tener lo que necesita para su vida y pueda participar realmente en la vida de su pueblo».

Es importante permitir el acceso a una expresión pública de preocupaciones particulares o colectivas, fomentándole un sentido de interacción comunicativa con el oyente. “La Gente y su Defensor tiene dos impactos: correctivo para que aquellas personas que no saben que tienen algún derecho que no se les respeta, puedan iniciar los reclamos correspondientes; y preventivo con lo cual una persona está atenta ante cualquier situación sabiendo cuáles son los derechos que le asisten”, opina Gustavo Abel Di Crocce, director de Radio Nacional de la provincia de Río Negro.

Las emisiones de acción social son la reivindicación más sustancial de la radio para fomentar la solidaridad en la comunidad. “La emisora debe educar los oídos; gozar de libre acceso; mantenerse viva y al día; transmitir la voz de la ciudad. Debe actuar como co-trabajador con el ciudadano,” sostiene Ricardo Haye.

Según Lewis, en la radio de servicio público se pueden distinguir cuatro elementos: un objetivo no lucrativo, la universalidad del servicio, el control unificado como principio conductor, y el énfasis en los distintos conjuntos de públicos que juntos configuran la gran audiencia. La Gente y su Defensor, en su práctica profesional, refleja estas características ofreciendo un material que no es político, ni tendencioso, ni amarillista, sin buscar a cambio ningún beneficio lucrativo, sino que apuntando siempre a la relación con la comunidad. 

Ricardo Haye sostiene que resulta atractivo pensar al comunicador social como a un “devolvedor profesional”: alguien que sale a buscar realidades humanas, las encuentra y las procesa en términos profesionales para su devolución al colectivo social. Los integrantes de La Gente y su Defensor, como comunicadores sociales, buscan qué está reclamando la gente, a quién, por qué, etc. La audiencia así es el origen y el destino y no tan sólo el recipiente final de los mensajes,

Una de las consecuencias de los medios eléctricos, según Ortega y Gasset, es que crean al hombre masa. La identidad privada, cultural y social desaparece. Este programa intenta ser un espacio donde se construyan las identidades culturales. La Defensoría trata de instaurar un estilo de comunicación horizontal, participativa, que respete y tenga en cuenta la realidad de los involucrados en el proceso y los considere personalidades comprometidas con la sociedad de la que forman parte.

Según Peacok, la radio es un bien nacional, que no debe usarse para obtener beneficios de grupos con intereses particulares o del gobierno. La Defensoría es un órgano independiente instituido en el ámbito del Congreso de La Nación, que actúa con plena autonomía funcional sin recibir instrucciones de ninguna autoridad. El gozo de esta autonomía garantiza al oyente que el programa no recibe directivas ni presiones de parte de ningún órgano de poder.

Por su búsqueda permanente de la excelencia y con la motivación de permitir que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda escuchar el programa, La Gente y su Defensor se ha adaptado al avance de las nuevas tecnologías: desde enero del 2002, se puede bajar o escuchar el programa en formato mp3 desde la página web que la Institución tiene en Internet.

La radio puede usar Internet como un nuevo soporte de transmisión para difundir los contenidos actuales en tiempo real. Es una nueva forma de radio: radio desde la web y para la web. 

El Area de Prensa se encarga de actualizar los contenidos informativos de la página web de la Institución (www.defensor.gov.ar) para que sean de fácil acceso a los diversos medios periodísticos, sobre todos los del interior del país.

Una de las innovaciones que hemos realizado durante el año 2004 fue introducir las denominadas «gacetillas sonoras», que consiste en subir audios con la opinión del Defensor del Pueblo sobre temas de actualidad.

De esta manera -aprovechando las ventajas que nos dan las nuevas tecnologías- radios o canales de televisión de todo el país pueden incorporar la palabra del Ombudsman a sus noticieros o programas periodísticos, de una manera rápida y eficaz, sin tener que afrontar costosos gastos de comunicación. También hemos logrado que se acostumbren a tener esta sección como fuente de información.

Las gacetillas y comunicados de prensa se actualizan al mismo tiempo que se distribuyen por las redacciones, y cuando se publican las columnas de opinión del Defensor del Pueblo en los diversos diarios y periódicos del país también se vuelcan en la página.

Todos estos contenidos son traducidos al inglés para que puedan ser leídos y estudiados desde diferentes latitudes.

En la página también se exhibe un detallado registro de las emisoras de radio que transmiten el programa «La Gente y su Defensor» con sus direcciones de correo electrónico y página respectiva, así como de los canales de TV que trasmiten nuestros micros.

El temario del programa de radio se actualiza todos los martes a la noche, incluyendo los nombres de los entrevistados y las temáticas que fueron abordadas. También se ofrece a los internautas una copia completa del programa en dos soportes diferentes (WAV y MP3) para que se adapten a las posibilidades tecnológicas de cada emisora.

Antecedentes:

Juan José Larrea de nacionalidad Argentina, 38 años, casado y dos hijos. Licenciado en Comunicación Social y Periodista colegiado. Especialista en Comunicación Institucional. Productor periodístico de radio y TV. Ha realizado disertaciones tanto en el ámbito nacional como internacional. Realiza colaboraciones en medios gráficos de Argentina con artículos de firma comentando los distintos aspectos y niveles de la comunicación. Fue Jefe de Prensa de la Federación Iberoamericana del Ombudsman (2001/03). Productor Ejecutivo de «La Gente y su Defensor» programa radial que se transmite en más de 200 emisoras en la República Argentina desde 1999.

Actualmente:

Jefe de Prensa y Difusión del Defensor del Pueblo de la Nación Argentina.

Director de Revista DIRCOM – Medio especializado en comunicación, 

Director de Difundiendo – Auditoría de Medios.

Coordinador ComFIO, Red de Comunicadores de la Federación Iberoamericana del Ombudsman.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *