El Blog, un Fenomeno Revolucionario de la Comunicacion en Internet

Published by Juan Jose Larrea on

Por: * Lic. Juan José Larrea
Jefe de Prensa del Ombudsman Nacional

Desde hace unos años el Blog se convirtió en unos de los temas más hablados en Internet. Tal es así, que Google creó un buscador solo para ellos. De forma paradójica muy pocos son los que conocen en esencia para qué sirve esta práctica y eficaz herramienta del que hacer virtual.

Diario Rio Negro - Juan Jose Larrea
Publicacion en Diario Rio Negro

Un blog, weblog o bitácora es una página web con anotaciones ordenadas en sentido cronológico, de manera tal que el escritor (blogger) y los lectores pueden seguir el camino de lo publicado.

En su etapa inicial, los blogs (weblog) eran diarios personales que ofrecían comentarios acerca de las webs que iban navegando los webmaster. Hoy en día, por el contrario, si bien mantienen esa idea, sus contenidos se han extendido con una variedad inimaginable desde recetas de cocinas, pasando por el mejor cuidado del caracol hasta información periodística de primer nivel.

Si bien el blog nace a finales de la década de los 80, tomó conocimiento para la mayoría de los internautas con motivo de la guerra del Golfo debido a la imposibilidad de los periodistas por llegar al lugar de los hechos dejando su posición a espontáneos protagonistas que relataban lo que observaban y sufrían en carne propia. El conocimiento de esta herramienta se incrementa con los atentados a las Torres Gemelas en Estados Unidos, la invasión a Irak, el atentado al ferrocarril en Madrid, las elecciones presidenciales en España, entre otras. No sólo los internautas son consumidores de esta alternativa virtual. Vemos cada vez más a periodistas de distintas partes del mundo cómo publican en sus medios testimonios y citan como fuente bitácoras de la web.

Los weblogs están revolucionando la red; su sencillez y su fácil apropiación hacen que las bitácoras provoquen gran impacto en la comunidad virtual. Muchos tienen su blog y otros quieren tenerlo. Cualquier persona, con mínimos conocimientos de informática, hoy en día puede poner en marcha una publicación digital en menos de un minuto. Se puede actualizar tantas veces se desee mediante la web o correo electrónico. No hace falta tener conocimientos de html.

A veces las características del blog llevan a confundir este recurso con un foro; aunque en realidad existen sobradas diferencias. Por un lado, los weblogs sólo tratan sobre un tema y los mensajes que se dejan en él son independiente en función de la fecha. Tampoco dan pie al debate – típica característica de los foros de discusión -, se escribe la información periódica relacionada a la temática propuesta del autor y los visitantes hacen sus comentarios cuando lo estiman necesario.

Las bitácoras cuentan con una gama de ventajas, entre ellas la libre escritura carente de manipulaciones, sin influencias de factores externos que limiten el acceso a la información. No tienen fines económicos y acortan las distancias entre escritor y cibernauta. En general, los blogger son irónicos, informales, reflexivos y apasionados. Por estas razones son generadores de pequeñas audiencias.

Sin lugar a dudas, en un weblog hay ausencia de control, ya que nadie garantiza la información que se publica. Muchas de las entradas a las bitácoras están construídas como breves anotaciones o reflexiones, independientes entre sí. Y, justamente una de las frecuentes críticas que reciben los cuadernos de bitácoras se ciñe en que la ventaja de la libre escritura se transforma en desventaja cuando la misma se encuentra cargada de errores ortográficos y mala construcción del idioma.

A pesar de que las bitácoras son primordialmente textuales han surgido otras que experimentan con imágenes y sonido en géneros como: videoblogs, fotoblogs y audioblogs.

Actualmente, ya no se discute la rapidez e inmediatez con la que cuenta un medio como Internet. Así también como la actualización de datos y la sencillez que implica participar o crear una bitácora. El uso abundante del hipertexto o link permite que la información pueda profundizarse y a la vez buscar distintas fuentes y opiniones sobre un determinado tema en diversos lugares. Un blog permite la creación de archivos que el lector puede consultar manteniendo las anotaciones anteriores hasta varios años atrás. Incluso, el lector puede plasmar, mediante un comentario, sus reacciones y opiniones bajo cada una de las anotaciones del autor/es.

Hoy el blog es empleado cada vez con mayor acento por periodistas especializados en distintos puntos del planeta, con el fin de comunicar sin sesgos informativos aquello que no ha tenido lugar en los medios tradicionales; también altos ejecutivos de empresas lo utilizan para comunicar de forma directa y sin intermediarios a sus empleados, proveedores y accionistas en el mundo, llegando a existir empresas que han contratado a bloggers para que chequeen sus productos y los comenten en sus blogs antes del lanzamiento oficial.

En definitiva, su accesibilidad, flexibilidad y adaptación al interés de los usuarios dotan a esta herramienta de una singularidad nunca antes vista. Cómo será el blog en el futuro depende no solo del tiempo sino del aprendizaje y la creatividad de los usuarios, pero mayor aún es el desafío en los profesionales de la comunicación, tratando de exprimir al máximo el potencial de esta herramienta comunicacional. No queda más que discutir si los blogger, son periodistas o simplemente comentaristas con hobbies informativos.

*Juan José Larrea, es Licenciado en Comunicación Social y Periodista. Desde 1997 se desempeña como Jefe de Prensa y Difusión del Defensor del Pueblo de la Nación Argentina.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *