Entre la espada y la comunicación

Published by Juan Jose Larrea on

Cuando una institución se encuentra entre la espada y la comunicación enfrenta una crisis no podrá evitar comunicar. De hecho, todo comunica o al decir de Joan Costa, todo significa. Prescindir de la Comunicación Institucional en un mundo globalizado, competitivo y en constante crisis, es como viajar en un avión sin importar la existencia de piloto alguno.

¿Deseas recibir Novedades por email?

Ingresa tu Email

Delivered by FeedBurner

Te llegará un email desde FeedBurner Email Subscriptions solicitando confirmes tu petición presionando un link que te envían. Podrás darle de baja cuando lo desees desde el mismo email.

La imposibilidad de no comunicar

La decisión de invertir en comunicación para guiar una proyección de sí misma por caminos benéficos, logrará que no sólo salga airosa de una crisis, sino también que obtenga una ventaja de la oportunidad que toda crisis ofrece.  La Comunicación Institucional funciona, en la mayoría de las crisis, como el factor determinante entre hundirse en el escándalo o permanecer golpeada, pero en pie.

“Nunca el mundo como hoy, dispuso de tantos medios de comunicación para comunicar ideas, pero nunca, como hoy, careció de ideas para comunicar por tantos medios.”

Profesor Miguel Pérez Gaudio

Entre la espada y la comunicación

Hoy en día las organizaciones, tanto empresas comerciales, instituciones públicas o no gubernamentales e incluso hasta países, se encuentran dentro de un sistema cuyos elementos interactúan de manera constante, quieran o no. Cualquier elemento de ese sistema que intente aislarse, colapsará.

Vemos que la base de su interacción radica en el intercambio de información. Mucho se ha dicho en la “Era Informática o de la Comunicación” en la que vivimos actualmente sobre los avances de las tecnologías que no sólo conectan a las personas entre sí sino que logran que las instituciones estén al tanto de lo que sucede en todo el mundo, en cuestión de minutos, muchas veces, simultáneamente.

Es evidente que ha aumentado geométricamente nuestro consumo de información ya sea por la proliferación de los medios, de la televisión global y digital y por el auge de Internet. Al mismo tiempo, la mayoría de las actividades en las que participamos, llevan de modo implícito un intercambio de información con nuestro entorno. Sigue…

Acceda al texto completo

El presente texto forma parte del libro «Profesionales para un futuro globalizado» (Ediciones Eunate Año 2003) de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra (Pamplona, España).

Seguí todas las novedades desde nuestro Canal DIRCOM en Telegram: https://t.me/GrupoDIRCOM


0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *