Estrategia de Supervivencia en la Comunicacion

Published by Juan Jose Larrea on

Por Juan José Larrea
Periodista. Jefe de Prensa del Defensor del Pueblo de la Nación

Es de público conocimiento que los supermercados si bien tienen buenos precios transforman en raza de extinción a los pequeños almacenes de barrio, por su imposibilidad de competir con los valores que éstos brindan. Desde hace varios meses los distintos almacenes y/o mercaditos comenzaron a unirse para adquirir ante un mayorista productos a bajo costo, llegando de esta forma a obtener importes más bajos incluso que los hipermercados.

Qué sucede en la comunicación de hoy con este tipo de “fenómenos”? Algo similar ocurre con las pequeñas radios de pueblo o ciudad frente a los grandes multimedios que han crecido en los últimos años en forma vertiginosa de la mano de la globalización. Estos llamados “holdings de medios”, como tal, poseen distintos elementos (económicos y estructurales) que hacen de sus propuestas un producto de calidad y de rápida aceptación resultando inalcanzables de lograr por aquellos que se encuentran muy lejos de los cambios tecnológicos y con pocos recursos para implementar servicios cada vez mejores y atrayentes a la comunidad.

Un claro ejemplo de lo antes expuesto es el servicio informativo de una emisora radial perteneciente a un multimedio poseedora de corresponsales que realizan coberturas inmediatas y desde cualquier punto de una provincia, para  darla al aire en el momento indicado, dejando en desventaja a las pequeñas emisoras que tan sólo cuentan con un plantel estable y zonal.

Un factor determinante en la macroeconomía de una radio lo configura la oferta de publicidad, ya que su corto alcance y el bajo precio no permiten parangón con las grandes estaciones. Hoy por hoy, el alcance limitado está destinado a la muerte. En definitiva, en vez de sumar, se resta y la figura de David contra Goliat aparece en nuestras mentes.

El argentino tiene varias virtudes y, una de ellas es la creatividad. Tanto en Mendoza, Córdoba como en otras provincias se ha implementado un innovativo sistema de redes en la comunicación. Esto es, distintas radios, pequeñas o no, se unieron para trabajar en conjunto y, de esa forma enfrentar las necesidades que se presentan en la soledad.

Doce radios en la provincia de Córdoba a una hora determinada del día salen en conjunto (cada una a su turno) brindando a los oyentes de las demás emisoras información y/o entretenimiento. De esta manera el oyente de una radio de una determinada localidad tiene las principales noticias de zonas aledañas donde antes no tenía acceso. Saber si llueve o si hace calor, qué pasó con la escuelita o el hospital o si el equipo zonal ganó las clasificatorias, son ahora noticias no solamente requeridas por el público sino que, además, posibles de ofrecer a un bajo costo. Cada una manteniendo su imagen.

Como se podrá observar se ha encontrado la forma de economizar sueldos, personal, mejorar los precios para las diferentes propuestas de publicidad a los sectores privados u oficiales (tanto el alcance como el público crecen); ergo, el ingreso monetario hacia estos puede ser otro y, finalmente, un mejor servicio a los oyentes es alcanzado.

Así como los bebes se las ingenian para comunicarse con sus madres, los medios de menores recursos podrán estar (casi) a la altura de los más grandes si trabajan unidos usando el ingenio. El ejercicio de la democracia fundamental en nuestra sociedad es de suma importancia en todos los aspectos de nuestras vidas y, como tal, nos propone la pluralidad informativa ya que no solamente los grandes medios llegarán con la noticia, comentario o mensaje, sino que también las empresas chicas tendrán oportunidad de dar la información según percibieron y ambos despejar dudas o cuidarse en el manejo de alguna intencionalidad en el procesamiento de los anuncios, siendo beneficiados todos en este nuevo fenómeno comunicacional.

En estos tiempos donde Internet (red de todas las redes comunicacionales) se impone entre nosotros, no estaría de más pensar y desarrollar en la Era Cibernética nuevas alternativas. Rápidamente, se me ocurre que los diarios locales también pueden unirse para agregar en sus páginas una sección informativa brindada por otro diario zonal y, todos en una ida y vuelta, informar a los lectores sobre lo que ocurre en un amplio espectro territorial. Ahora bien, como implementarlo … es otra historia a contar, o … preguntémosle al almacenero.


0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *